Blog

Cómo vencer la timidez durante la infancia
Bene tips

Cómo vencer la timidez durante la infancia

La timidez en la infancia se presenta en menor o mayor grado en la mayoría de niños, pero para algunos de ellos puede ser una gran barrera social. ¿Ante qué síntomas debemos estar alerta? ¿Y cómo podemos ayudar a un niño a superar su timidez?

La timidez es un término de la psicología social que se utiliza para describir el sentimiento de aprehensión, falta de confort o incomodidad que experimenta una persona cuando se aproxima a otras personas, especialmente en nuevas situaciones o con gente fuera del entorno más próximo. Se cree que la timidez se debe a un conjunto de factores hereditarios y del entorno con el cual se cría una persona y puede ser un rasgo característico de la personalidad pero también puede ser un rasgo propio de ciertas etapas de la vida, como en la infancia: todos los niños presentan grados de timidez durante su crecimiento.

Ser tímido no es necesariamente nada malo, siempre y cuando el grado de timidez no vaya a los extremos y se convierta en ansiedad o fobia social. De hecho, tener un cierto grado de timidez puede ser beneficioso, ya que nos hace ser más prudentes, más cautos y a menudo nos obliga a observar durante más tiempo las escenas antes de entrar en ellas. El punto clave está en saber cómo afrontarla y sacar lo mejor de cada niño reforzando su autoestima.

Según especialistas, la timidez es absolutamente normal en niños y suele pasar con cierta rapidez en cuanto se produce la integración y superación de la ansiedad que se genera en ciertos casos. Ahora bien, si esta ansiedad aumenta y persiste en el tiempo, el niño prefiere estar solo antes que con amigos o espera siempre que sus padres le digan lo que tienen que hacer o cómo actuar, vale la pena contactar con un profesional para que pueda evaluar la situación y cambiar las pautas para una relación con su entorno más sana.

¿Cómo identificar los síntomas de la timidez?

A menudo no es fácil detectar los síntomas de timidez en los niños ya que la mayoría responden a síntomas internos (pensamientos y emociones). La observación por parte de los padres y de los profesores, e incluso amigos, es un factor clave para poder identificar a niños con problemas de timidez. Se recomienda estar alerta a los siguientes signos:

  • Falta de conductas interactivas: el niño no participa ni pregunta en clase, le cuesta iniciar conversaciones con otros niños, no tienen nunca la iniciativa para hacer cualquier actividad o se muestra reservado y distante.
  • Conductas de temor, miedo o ansiedad: en el momento de expresar una opinión o efectuar algún acto en presencia de otras personas.
  • Problemas relativos a su autoestima: sentimientos de inferioridad acompañados de la imagen negativa de sí mismos. También se pueden dar casos de niños con síntomas psicosomáticos (dolores de barriga, mareos, dolores de cabeza, etc.) con tal de evitar ciertas situaciones.
  • Suelen ser callados, tranquilos, pasan desapercibidos (en ocasiones hacen grandes esfuerzos para esto último).
  • En ocasiones se dejan manipular y no dicen sus opiniones, ni tampoco defienden sus derechos.

Por otro lado, es importante no confundirse con estos otros tipos de comportamientos en los niños si…

  • Se mantiene callado y se muestra tímido cuando está con personas que no conoce y al enfrentarse con situaciones nuevas.
  • Tiene amigos, aunque pocos.
  • No le gusta ser el centro de atención o interactuar con gente en grandes grupos pero lo puede hacer perfectamente en grupos más reducidos.

Consejos que pueden ayudar al niño tímido:

A continuación se presentan unos breves consejos para ayudar al niño a hacer frente a su timidez y para que pueda ganar autoestima.

  1. Conocer el origen de la timidez para tratarla de forma más eficaz.
  2. Es importante no forzar al niño ante situaciones nuevas que le produzcan inseguridad. En lugar de eso empieza por situaciones cotidianas, haz que poco a poco vaya superando sus miedos.
  3. Se le tiene que dar confianza y tiempo, que se sienta acompañado en el proceso.
  4. No le debemos ridiculizar nunca, ni hacerlo sentir diferente ante los demás.
  5. La timidez en los niños ha de ser contemplada dentro de su evolución.
  6. Vigilar y corregir las ideas fatalistas, irracionales o exageradas como “soy un inútil” “nunca tendré amigos” y corrígelos sin reprimendas “tú no eres un inútil tú….” “Claro que tendrás amigos…”
  7. Buscarle un amigo de confianza para que le pueda servir de modelo.
  8. Ser tímido no es ninguna enfermedad, es un rasgo de personalidad e incluso puede ser positivo.
  9. El niño ha de saber que lo comprendemos y que estamos dispuestos a ayudarlo.
  1. Ayúdale a expresar sus emociones, pregúntale y escúchale. Toma estas emociones con naturalidad, no con preocupación excesiva, ni con críticas, ni exigencias. Presta atención para que no se avergüence de sus emociones.
  • Se ha de tratar todo con naturalidad, sin que el niño vea en sus padres un exceso de preocupación. Hazle ver que lo que a él le sucede le pasa a mucha gente. Háblale de situaciones en las que también sentiste timidez y cuéntale como lo superaste. Demuéstrale que sabes cómo se siente.
  • Animarlo a realizar actividades extraescolares como deportes en equipo o teatro, siempre sin forzarle.
  • Refuerza su autoestima y motívale pero ten cuidado, el niño tímido trata de pasar desapercibido, a veces un elogio en público le hace sentir incomodo. Procura reforzarle con naturalidad. Haz elogios realistas y dale autonomía.
  1. En todo caso, si puedes prevenirlo hazlo, proporcionándole desde el principio un ambiente rico en relaciones sociales y siendo un ejemplo en cuanto a tu forma de interactuar.

Sobre todo hay que animar a un niño tímido a ser él mismo, es decir, no se trata de “cambiar de personalidad”, sino de ganar habilidades de comunicación y relación con otras personas y a creer en uno mismo. Está bien que los niños prueben otras maneras de relacionarse o conversar que utilicen otras personas, pero deben de hacer y decir lo que mejor encaje con su propio estilo.

Ser tal y como uno es, y atreverse a mostrarlo a los demás, es lo que más atrae a la gente y la mejor forma de hacer amistades.

 

 

Leave your thought here

Comentarios recientes