escuela, escuela privada, educación, educación de calidad, escuelas en iguala, primarias en iguala, secundarias en iguala, prepa bene, colegio benemérito, benemérito, benemerito iguala, iguala, colegios en iguala, colegios de inglés, jardin de niños, preescolar, escuela particular

¿Qué es mindfulness?

  • 0
  • octubre 03, 2017
mindfulness

El director de mindful education, Daniel Rechtschaffen, habla sobre el mindfulness y su aplicación en el ámbito educativo.

Antes que nada, ¿qué es el mindfulness?
El mindfulness puede ser entendido como una práctica de relajación, pero también como una filosofía de vida. Pienso que lo más importante es abarcar toda su profundidad para poder aprovechar todos los beneficios que nos aporta.

¿Hay alguna diferencia entre practicar mindfulness y meditar?
La meditación no deja de ser una herramienta del mindfulness, que nos permite potenciar la atención, compasión y regulación emocional. Por su parte, el mindfulness, como comentaba anteriormente, es una filosofía global que nos ayuda a descubrir todo aquello que nos bloquea y nos permite mejorar muchos aspectos de nuestra vida.

¿Se puede trasladar la práctica del mindfulness a las escuelas?
El mindfulness ayuda a los estudiantes a estar más relajados y concentrados y, por tanto, les facilita un mejor rendimiento académico. Además, les permite un aprendizaje más completo ya que les alienta a implicarse y plantearse cuestiones más profundas.

¿A qué se refiere?
Si por ejemplo queremos aprender historia, el punto de vista que nos aporta el mindfulness nos ayudará a entender cómo estamos conectados con la historia como individuos, es decir, quiénes somos en relación con todos los acontecimientos que han sucedido en el pasado.

¿Qué beneficios aporta el mindfulness a los docentes?
Principalmente les ayuda a desarrollar la capacidad de no “quemarse”. Les enseña a estar más motivados y a sentirse más inspirados como profesores. He trabajado con docentes que estaban a punto de dejar su trabajo y que finalmente no lo han hecho, ya que la práctica del mindfulness les hizo sentirse más conectados con las motivaciones que les llevaron a emprender el camino de la enseñanza.

¿Y para los estudiantes?
El principal beneficio es que les ayuda a sentirse más relajados en clase. En nuestras formaciones, intentamos que los estudiantes se muestren receptivos para que puedan empezar a prestar más atención. Paralelamente, buscamos que sean capaces de regular sus emociones y puedan sentirse más felices y conectados con ellos mismos. Cuando hemos superado esta fase, empezamos con las prácticas de mindfulness que son más sociales y tratan de ayudarles a comunicarse mejor con sus compañeros y mostrar un mayor compromiso y sensibilidad con el entorno que les rodea.

¿Qué otras habilidades y capacidades enseña el mindfulness?
Principalmente, lo que considero como las 5 inteligencias del aprendizaje mindful. La primera es la inteligencia física, basada en la relajación y el conocimiento de nuestro propio cuerpo. La segunda es la inteligencia mental centrada en la atención y en ser consciente de las distracciones y los bucles de pensamiento negativo en los que nos podemos ver inmersos.

¿Por qué es importante ser conscientes de los propios bucles de pensamiento negativo?
Una vez somos conscientes de cómo nuestros pensamientos negativos pueden atraparnos, podemos tomar conciencia de su repercusión en nuestro cuerpo y, de esta manera, aprender a gestionar las emociones y el estrés, así como también a entendernos mejor y potenciar la autoestima. Este último aprendizaje hace referencia a la inteligencia emocional.

Y, ¿las dos últimas inteligencias?
La cuarta es la inteligencia social, que consiste en tomar conciencia de cómo vemos y juzgamos a otras personas, con el objetivo de fomentar una mayor tolerancia a la hora de relacionarnos con ellos. Por último, la inteligencia global trata de entender cuál es nuestro impacto en el mundo, así como a entender nuestro lugar en él y nuestra relación con la naturaleza.

¿Cómo integrar correctamente el mindfulness en las escuelas?
Es muy fácil, se trata básicamente de crear un espacio dentro del colegio en el que los profesores puedan acudir regularmente para sentarse, relajarse y hablar entre sí. También es útil que en la propia clase el profesor pueda tomarse unos momentos para hacer algunos ejercicios de relajación con los alumnos.

¿Necesitan los docentes una formación especial para enseñar mindfulness en clase?
Pienso que sí. Realizo formaciones a docentes que duran la mitad de un curso escolar y que les sirve para que luego puedan transmitir su aprendizaje a sus alumnos. Asimismo, les ofrezco un plan de estudios para integrar la práctica en el aula. También existen ejercicios grabados, listos para ponerlos en práctica en clase, para facilitar el trabajo a los docentes que no puedan asumir una gran implicación.

¿Es recomendable?
Lo que resulta más efectivo es que los profesores practiquen mindfulness para que conozcan exactamente lo que están enseñando. Por ejemplo, no contrataríamos a una persona para que enseñara matemáticas si no supiera las tablas de multiplicar, ¿verdad? Además, también es útil que los docentes practiquen mindfulness para ellos mismos, ya que si están estresados, no transmitirán el estado mindful a sus alumnos.

¿Podría explicarnos algún ejercicio para hacer en clase?
Un ejercicio que considero muy importante es el “Termómetro del estrés”, una práctica destinada a que alumnos puedan ser conscientes del nivel de estrés que sienten, en una escala del 1 al 10. En esta práctica es importante que los profesores también sean capaces de reconocer en qué punto de estrés se encuentra cada alumno. Una vez definido el grado de estrés, empezamos con la segunda parte del ejercicio, la “Respiración Aspiradora”.

¿En qué consiste?
En respirar todo el estrés hacia el vientre y luego relajarse. En definitiva, se trata de un ejercicio que puede desarrollarse en grupo o individualmente para que los alumnos aprendan a detectar su nivel de estrés y tengan las herramientas para poder reducirlo. A modo de anécdota, me gustaría señalar que algunos profesores me cuentan que a menudo ven a sus alumnos dejar su lápiz, cerrar los ojos y hacer varias respiraciones en medio de un examen.

Interesante… ¿Cuáles son las consecuencias a nivel educativo de que los alumnos vayan a clase estresados?
Hay varios estudios de neurociencia que han probado que si el cerebro está estresado no funciona tan bien como debería, no rinde al máximo. Cuando nuestras mentes están relajadas podemos recibir mejor la información. El estrés tiene diversos tipos de implicaciones físicas negativas y aquellos estudiantes con un mejor ambiente escolar, desarrollan menos síntomas relacionados con el estrés.

¿Cuál es la respuesta de los estudiantes frente a la práctica del mindfulness?
Hay algunos alumnos que desde el inicio están muy motivados, pero también hay otros que se muestran más reticentes. Personalmente no me gusta forzar a nadie, ya que no forma parte de la filosofía del mindful. Por lo tanto, si un estudiante de entrada no quiere participar, simplemente debe sentarse y escuchar. Normalmente, cuando ven los efectos positivos que tiene la práctica en los demás estudiantes, la mayoría de ellos también se deciden a participar.

¿Cómo crear un entorno pacífico en el colegio a partir de la práctica mindful?
Cuando hago formaciones en las escuelas, acostumbro a empezar enseñando únicamente a los docentes. Según mi experiencia, los estudiantes se sienten más relajados cuando los docentes practican ejercicios de relajación, respiración y atención. Cuando alumnos y profesores practican el mindfulness, podemos observar como los problemas y las peleas entre los estudiantes disminuyen. Existe un efecto realmente positivo.

¿Por qué cree que se ha puesto tan de moda recientemente el mindfulness en la sociedad?
Se debe a los altísimos niveles de estrés a los que estamos sometidos por estar permanentemente conectados a la tecnología y al ritmo acelerado de nuestra sociedad. Actualmente, los índices de problemas emocionales y de atención van en aumento, sobre todo en los niños, y el mindfulness puede ayudar a reducirlos.

Y, ¿a nivel educativo?
Según lo que me transmiten los docentes con los que trabajo, las escuelas están teniendo muchas dificultades con determinados comportamientos de los alumnos y no saben cómo ayudarles y ven en el mindfulness una posible solución. Hace 20 años, esta práctica se consideraba “rara”, pero actualmente, gracias al respaldo de la neurociencia, muchas escuelas están ayudando a los estudiantes a encontrar su estabilidad emocional a través del mindfulness.

Entrevista tomada del portal: http://blog.tiching.com